web analytics

Varices En las Piernas

Varices En las Piernas
5 (100%) 2 votes

A veces de un momento a otro aparecen venitas resaltadas en nuestras piernas las cuales dejamos pasar sin tomar las medidas correspondientes.

Nuestras venas son los vasos sanguíneos que transportan la sangre de todos los órganos de nuestro cuerpo. Las venas en nuestras piernas deben trabajar en contra de la gravedad para llevar la sangre hacia nuestro corazón.

Tienen válvulas que actúan como colgajos de un solo sentido para evitar que la sangre fluya hacia atrás. Si una de las válvulas no funciona, la sangre se filtraría hacia atrás y comenzaría a acumularse en la parte inferior de nuestras piernas.

 Entonces causaría que la pared de nuestras venas se debilitara y se abultara con el tiempo, lo que daría lugar a las varices. Tener esta condición podría ser doloroso y desfigurar a mujeres y hombres.

¿Qué hacer para evitar las varices en las piernas?

La tendencia a desarrollar varices se puede heredar. Ciertos genes pueden tener defectos en la estructura de las venas y las válvulas. Aquí hay algunas sugerencias sobre cómo prevenir o al menos posponer la aparición de varices en las piernas:

  1. Flexión, estiramiento y movimiento

Estar en una posición estacionaria por mucho tiempo, ya sea de pie o sentado, da como resultado que la sangre tenga la tendencia a acumularse en la parte inferior de las piernas. Si eres propenso a estar en esta posición día tras día, podría debilitar tus venas, lo que finalmente lleva a su hinchazón.

Intenta caminar en tu lugar o flexiona el pie hacia arriba y hacia abajo si haces cola para que se procese algo. También puede rotar el pie en el sentido de las agujas del reloj y luego en el sentido contrario a las agujas del reloj para que la sangre no salga de su pie y fluya de regreso al corazón.

Es fundamental en un viaje largo o en un día típico de sesión prolongada en la silla de su oficina que se levante y estire las piernas de vez en cuando. La sangre corre el riesgo de regresar a su corazón a un ritmo normal, ya que las rodillas y la ingle se doblan al estar sentado. Haga pequeños descansos para tomar unos refrigerios y chatear con alguien.

  1. Ejercita y tonifica tus músculos de pierna

Si bien los genes pueden dictar nuestra predisposición a tener varices, podemos contrarrestar esto haciendo ejercicios ligeros cardiovasculares y de tonificación de piernas en nuestra vida diaria.

Puede andar en bicicleta, caminar a paso ligero, correr distancias cortas o bailar en una clase de aeróbicos. Estos son excelentes ejercicios para promover la circulación sanguínea activa en nuestro cuerpo y ayudan a mantener un peso saludable.

Los ejercicios de tonificación de las piernas, como levantamientos o levantamientos de piernas, específicamente desarrollan músculos en las nalgas, los muslos y la parte inferior de las piernas.

Cada contracción muscular en estas áreas ayuda a la sangre a encontrar su camino de regreso al corazón. Un músculo de la pierna bien tonificado bombeará mucha más sangre que una más débil.

En pocas palabras, evita el estilo de vida sedentario.

  1. Coma sabiamente

Ir por frutas, proteínas y granos integrales. Ayudan a perder su exceso de peso y al mismo tiempo proporcionan nutrientes para prevenir las varices.

Los cítricos tienen antioxidantes como los flavonoides y la vitamina C, que pueden mejorar la función de los vasos sanguíneos al reducir la rotura. Además, la proteína y la vitamina C son componentes del colágeno. El colágeno se encuentra principalmente en los tejidos fibrosos, como nuestros vasos sanguíneos.

Estos tejidos pueden no hincharse tan fácilmente si el colágeno está sano. Una dieta con alto contenido de fibra también ayuda a relajar los vasos sanguíneos de las piernas al promover la evacuación intestinal.

  1. Zapatos sabiamente

Elija zapatos cómodos, de tacón bajo y bien ajustados, ya que no ejercen demasiada presión sobre los músculos de la pantorrilla. Si debe usar tacones altos, asegúrese de no llevarlos puestos durante un período prolongado a la vez.

  1. Buscar buen soporte

Las medias de apoyo es mucho mejor que las medias regulares para controlar el desarrollo de las varices. Es útil para mujeres que siempre están de pie como vendedoras que trabajan en tiendas, personal de oficina o madres que tienen hijos a quienes necesitan llevar en sus brazos. Se puede usar debajo de la sudadera o los pantalones. Viene en una variedad de estilos, colores y fuerza.

Este tipo de media aplica más presión en la parte inferior de la pierna que en el área del muslo. Por lo tanto, la sangre se empuja más fácilmente hacia el corazón.

¿Cómo cuidar las varices en las piernas?

Consejos para eliminar las Venas Varicosas
Como Curar Las Varices En Las Piernas

 

Las varices se pueden prevenir. Mantener un peso corporal saludable y hacer ejercicios ayuda a disminuir su aparición. Los ejercicios apropiados pueden ser la mejor estrategia preventiva y defensiva contra las varices.

  • Caminar:

    Un buen ejercicio es caminar: un mínimo de treinta minutos por día. Contribuirá a mejorar la circulación del cuerpo inferior, la capacidad muscular y mantener las venas sanas. Use zapatos cómodos y de apoyo y comience lentamente con un programa de caminatas. Se pueden producir lesiones si cualquier programa de ejercicios se inicia demasiado rápido, puede tensar los músculos y desanimar el ejercicio continuo.

  • Nadar:

    Otro tipo de ejercicio excelente y beneficioso es nadar regularmente, lo que mejora la circulación a través de todo el cuerpo al mismo tiempo que lo fortalece y desarrolla los músculos cuando es necesario. La circulación del cuerpo inferior se mejora a través de ejercicios aeróbicos en el agua y en la piscina.

  • Recostarse boca arriba:

    Hay ciertas cosas que se pueden hacer para mejorar el drenaje sanguíneo de las venas al final del día o después del ejercicio, como tumbarse boca arriba en el suelo mientras levanta y coloca las piernas directamente contra la pared o en el asiento de una silla durante dos minutos o más largo. Al elevar las piernas a un nivel más alto que el del corazón, la sangre drena de las venas hinchadas.

Puede elevar las piernas sentándose en un sillón reclinable e inclinando los pies más arriba que el nivel de la cadera. Intente acostarse de espaldas, con los brazos a los lados o debajo de las nalgas, luego elevar las piernas y pedalear como si fuera una bicicleta: un excelente ejercicio para bajar la presión y aumentar el flujo sanguíneo en las venas.

  • Acostarse de espaldas:

    Otro ejercicio es acostarse de espaldas en el suelo, levantar una rodilla hasta el nivel del pecho (sosteniendo la pierna con las manos detrás de la rodilla) y mover el pie hacia abajo, hacia arriba y girando en el tobillo. Alterna esta maniobra con ambas piernas.

Estacionarse de pie por períodos prolongados y actividades extenuantes aumentan las posibilidades de desarrollar varices. Debe evitarse el uso intenso de ciclismo o trote y ejercicios aeróbicos de alto impacto, ya que puede aumentar la presión arterial y empeorar las varices al mismo tiempo que limita el drenaje de sangre de las venas.

Si es inevitable permanecer de pie durante largos períodos de tiempo, siga moviéndose, moviéndose y rebotando sobre los dedos de los pies varias veces cada hora para ayudar a la circulación. También intente dar paseos frecuentes. En casa, después de un largo día, levante los pies por no menos de una hora para drenar la sangre de las venas de las piernas.

Estos ejercicios diarios pueden prevenir el empeoramiento de las varices y contribuyen a una vida saludable.

Comparte en tus Redes Sociales...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
error: Content is protected !!